Identidad gráfica: Mucho más que un logotipo

La identidad gráfica es la que define todo lo que se ve de una marca.

El logotipo es un componente fundamental de la identidad gráfica, más no es el único elemento necesario para construir una marca fuerte que se diferencie de sus competidores y llame la atención del público objetivo. Podemos decir que es el primer paso. La construcción de una identidad gráfica es un proceso que busca esencialmente reflejar de manera gráfica los valores de una marca en todos los elementos visuales que se utilicen para promover una empresa.

La identidad gráfica se compone del logo y una variedad de recursos entre los cuales encontramos tipografías, paleta de colores, iconografía, uso de imágenes y materiales de divulgación como flyers, brochures y etiquetas, entre otros.

Que la gente pueda identificar una marca con una sola imagen es el sueño. El diseño debe ser único y la identidad gráfica hecha a la medida para que la respuesta que se genera, influya en la decisión de elegir una marca.

Para proteger la identidad de una marca es indispensable contar con un manual de identidad gráfica. En ese manual el/la diseñador/a, define cómo utilizar los recursos creados y describe detalladamente la estética de la marca. Puede estar resumido en una hoja o puede tener 100, lo importantes es que exista.

Nuestra recomendación es que necesariamente exijas una identidad gráfica que mínimo incluya:

  • Una paleta de colores idealmente compuesta por 3 colores, preferiblemente en pantone (convención internacional de colores que garantiza los tonos estés donde estés).
  • Un  logotipo.
  • Un logo símbolo.
  • Especificación de tipografias utilizadas.
  • Usos y variaciones básicas del logo.
  • Tipos de imágenes recomendadas y usos del logo sobre las mismas.

Buscar

Comparte vía

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest

Otros artículos